Daniel Loa
Del 29 de enero al 6 de febrero de 2022.
@ TRANSLITERADO

Como seres humanos, buscamos mantener y conservar, de algún modo, recuerdos y momentos de lo vivido, de quiénes fuimos, y cómo nos construimos en el diario vivir. Para este proyecto, Daniel Loa desarrolla, a través de la transformación de prendas que representan algún momento especial o importante para distintas personas, retratos intervenidos en papel fotográfico, deconstruyendo y formando nuevas imágenes que se “colorean” con los trozos de tela de las prendas manipuladas, que al mismo tiempo llevan en sí una carga histórica propia del sujeto fotografiado. 

>

Semblanza
Daniel Loa.

Nace en 1985, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, México. Artista visual egresado de la Facultad de Artes Visuales, de la Universidad Autónoma de Nuevo León, de la Licenciatura en Lenguajes Audiovisuales, con especialidad en Fotografía.

Ha participado en distintas exposiciones colectivas e individuales en Monterrey, en espacios como Gargantúa Espacio Cultural, El Color de los Sueños, El Péndulo, Centro Cultural Plaza Fátima, Facultad de Artes Visuales, Yo Studio, entre otros. Su línea de trabajo ha sido principalmente producida bajo temáticas referentes a la identidad y roles en la sociedad regiomontana contemporánea, el cuerpo, la ciudad y retratos. Como diseñador de moda, le interesa integrar usos del diseño textil e indumentarias como parte misma de la producción de obras y el discurso de sus trabajos.

>

El advenimiento de la fotografía implicó una ruptura significativa con la mimesis; una técnica y su tecnología, convirtiéndose en disciplina, posibilitaba capturar la realidad y perpetuarla, con sus limitantes matéricas, en el tiempo. Aparecen tras de sí nuevas estéticas, oficios, afiches, entre otros fenómenos que se extienden hasta hoy en día, como por ejemplo, el álbum fotográfico: un objeto cultural a manera de archivo de memorias. Fotografías familiares, de paisajes, de objetos, inclusive de arquitectura, empezaron a invadir el espacio privado y público, en una densificación de la imagen iniciada por la imprenta, que terminó por consolidar el sentido de la vista como el privilegio de la mirada en la modernidad.

La fotografía como contenedor memorístico, de historias, recuerdos, sentimientos y emociones, depósito de anécdotas y relatos, articula en el presente continuo el pasado para proyectarlo en el aquí y ahora. Son estas las directrices del proyecto ”Reminiscencias”, perteneciente a uno más extenso llamado ”Entre Hilvanes e Historias”, que Daniel Loa presenta en TRANS, relacionando la fotografía con la indumentaria, la vestimenta que cubre el cuerpo de la persona retratada. Y justo aquí, en el apunte del vestido, se subraya una vez más la memoria como eje rector. Así como con la fotografía, la prenda de vestir cual contenedor de memo­rias, de identidades impregnadas en el objeto a través del tiempo.

Una camisa, camiseta, una blusa, del retratado, que al manipularse y alterarse, cubre de nuevo la imagen fotografiada de la persona expuesta. Un collage vehícu­lo de historias que expone una parte íntima de la vida de quienes han posado ante la cámara fotográfica, que aunado al relato que le acompaña y al registro de un espacio significativo, nos develan la esencia del ser, que bajo capas de recuerdos, sigue vibrando en la energía de la existencia.

Eliud Nava.